Un terremoto de 7,2 grados sacudió el centro de Filipinas hoy martes por la mañana, con un saldo de por lo menos 20 muertos

Un terremoto de 7,2 grados sacudió el centro de Filipinas hoy martes por la mañana, con un saldo de por lo menos 20 muertos, edificios derrumbados y carreteras rajadas. La torre del campanario de la iglesia más antigua del país se vino abajo. El sismo se sintió en toda la región central y las personas salieron apresuradas de edificios, casas y hospitales, mientras seguían las réplicas. Las oficinas y escuelas no abrieron por un festivo musulmán, lo que ayudó a que hubieran menos decesos. El epicentro del sismo fue ubicado a 35 millas de profundidad por debajo de la ciudad Carmen, en la isla de Bohol, y se sintió en toda la región. El terremoto no ocasionó un tsunami en las aguas que están alrededor del archipiélago.

Por lo menos cuatro personas murieron en Bohol, dijo el gobernador de la isla, Edgardo Chatto. Otras cuatro personas murieron cuando parte de un puerto pesquero se derrumbó en la ciudad de Cebú, al otro lado del estrecho que la separa de Bohol. Otras dos personas murieron y 19 resultaron heridas cuando se derrumbó el techo de un mercado en la provincia de Mandaue, en Cebú. El gobernador Chatto dijo que había informes de una iglesia dañada en la capital provincial de Tagbilaran y de que una parte de la alcaldía de la ciudad se derrumbó, hiriendo a una persona.

No Comments Yet.

Leave a reply