Siguen Buscando Víctimas Entre Los Escombros

Siguen Buscando Víctimas Entre Los EscombrosAyer Jueves, socorristas trabajando en entre ráfagas de viento, bajas temperaturas y una masa de humo sacaron por la madrugada más cadáveres de entre los dos edificios derrumbados en la ciudad de New York, donde una explosión por fuga de gas dejó por lo menos ocho muertos, más de 60 heridos y cinco desaparecidos.

Una fuga de gas desencadenó la explosión el miércoles por la mañana en la intersección de Park Avenue y la calle 116. Las autoridades dijeron que la intensa explosión se produjo unos 15 minutos después que un vecino reportó olor a gas. Se colocaron reflectores en el lugar y se maniobraba con una cámara de detección térmica a fin de identificar los lugares donde podría haber víctimas o bolsones de fuego. La policía que resguarda el lugar porta máscaras médicas y los vecinos se protegen el rostro con bufandas del denso y punzante aire.

Las autoridades mexicanas informaron que dos personas que fallecieron eran del estado de Puebla. Las víctimas fueron identificadas como Rosaura Barrios Vázquez, de 43 años, y Rosaura Hernández Barrios, de 22. Las autoridades no especificaron si ambas eran familiares.

La escuela Hunter College identificó a otra de las personas que murieron en la explosión como Griselde Camacho, de 45 años, una oficial de seguridad que trabajaba en el edificio de Trabajo Social de la Escuela Silberman.

Otra persona fallecida fue identificada como Carmen Tanco, de 67 años e higienista dental. Su primo, el camarógrafo de News 12, Ángel Vargas, dijo que cuando no se presentó a trabajar el miércoles la familia inició una búsqueda desesperada.

La policía identificó a otra víctima fatal como Rosaura Hernández Barrios, de 21 años.

Según el portavoz del Departamento de Bomberos de la ciudad de New York, Jim Long, el cadáver de un hombre adulto fue recuperado de entre los escombros poco después de la medianoche del miércoles. El sargento John Buthorn, del Departamento de Policía de New York, dijo que unas tres horas después, el cadáver de una mujer adulta fue encontrado el jueves entre los escombros.

Buthorn dijo que los desaparecidos eran cinco.

La policía dijo que por lo menos tres de los heridos de gravedad eran menores, uno de ellos, un muchacho de 15 años, estaba en estado crítico con quemaduras, fracturas y lesiones internas. Muchos de los heridos tenían lesiones menores, cortes y raspaduras.

La fuga de gas derribó los dos edificios de departamentos en la zona de East Harlem, en la ciudad de New York.
Un inquilino dijo que los residentes se habían quejado repetidamente de un “insoportable” olor a gas en las últimas semanas.

Al anochecer del jueves, cuadrillas de rescate finalmente comenzaron a buscar a posibles víctimas en medio de ladrillos rotos, madera astillada y metal retorcido después que los bomberos pasaron gran parte del día rociando agua para extinguir el fuego.

La tarea de rescate afrontaba condiciones difíciles a causa del clima, ya que se pronosticaba lluvia y temperaturas inferiores a 7 grados centígrados bajo cero (20 Fahrenheit). Partes de los escombros estaban inaccesibles a causa de un socavón causado por la rotura de la principal tubería subterránea de agua.

La tremenda explosión ocurrió a las 9:30 de la mañana, en la avenida Park y la calle 116, no muy lejos de la esquina nororiental del Central Park, unos 15 minutos después que un residente informara de un olor a gas. La empresa Con Edison dijo que envió de inmediato un equipo de trabajadores a verificar el reporte, pero que cuando llegaron era demasiado tarde.

La explosión destrozó los vidrios de las ventanas a una cuadra a la redonda, arrojó escombros en las vías del tren suburbano, envió densas columnas de humo al cielo e hizo que la gente saliera corriendo a las calles.

 

No Comments Yet.

Leave a reply