Aug 282013
 

Por La Obesidad México Planea Impuestos A Los RefrescosEn México, legisladores e investigadores propusieron incluir en la Ley de Ingresos de 2014 un impuesto especial al refresco, de alrededor de 20%, para combatir el sobrepeso y la obesidad que representan un costo para el sector salud.

Plantearon que el costo de atender las enfermedades derivadas de ese problema, se ha duplicado en ocho años, al aumentar de 35 mil a 67 mil millones de pesos, de 2000 a 2008, mientras que para 2017 podría llegar a los 151 mil millones.

Durante el foro “La Obesidad en México: políticas públicas e implicaciones económicas”, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), se destacó que México ocupa el primer lugar como consumidor de refresco a nivel mundial, con 163.3 litros por persona al año, 40% más a la ingesta promedio en los EU que es de 118 litros.

De acuerdo con la senadora del Partido Acción Nacional, Marcela Torres, un impuesto tendría grandes beneficios, pues según estimaciones del Instituto Nacional de Salud Pública, se disminuiría el consumo de refrescos azucarados en poco más de 25%, lo que ayudaría a reducir la prevalencia de diabetes en el país en 12% y en 26% los costos de nuevos casos de diabetes en los próximos 10 años, además de que se recaudarían aproximadamente 23 mil millones de pesos.

En respuesta, las industrias del azúcar y del refresco expresaron su rechazo a la intención de gravar con nuevos impuestos al refresco a partir del próximo año, porque consideran que elevaría la carga fiscal del sector en cerca de 40% y afectaría a más de tres millones y medio de empleos en diversos sectores.

Diversas confederaciones y cámaras de dichas industrias señalaron que un nuevo impuesto que se pretende de 20% afectaría a los sectores de menores ingresos, lejos de combatir la problemática de obesidad en el país.

La Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar, la Confederación Nacional Campesina y la Unión Nacional de Cañeros argumentaron que dada la difícil situación del sector agroindustrial azucarero ante una caída de 40% en el precio, así como el relevante papel del pequeño comerciante como generador del autoempleo, es urgente una evaluación de nuevos gravámenes.

El Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana y la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y alcoholera, así como la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas, hicieron también un llamado a evaluar los “efectos recesivos” de la pretensión de un impuesto adicional al refresco.

 Leave a Reply

(required)

(required)