Milagro!

En Brasil una bebé recién nacida se movió y abrió los ojos tres horas después de ‘fallecer’ y de ser llevada a la capilla.

La bebé nació ayer martes en uno de los hospitales locales. El parto fue natural, pero la criatura dejó de respirar. Los doctores varias veces intentaron reanimarla, pero todo fue en vano.

La abuela de Jasmin fue a la capilla tres horas después con el proveedor de servicios funerarios para recoger el cuerpo de la criatura y en se momento “resucitó”, según explicaron los familiares. Jennifer Gómez, madre de la recién nacida, asegura que nunca antes había experimentado tal desesperación al principio y felicidad después.

La infante ahora se encuentra bajo la atención de los médicos y aunque su estado es grave, se encuentra estable.

No Comments Yet.

Leave a reply