Sep 162013
 

Canelo Álvarez y MayweatherEl primer round fue de estudio, con un Canelo Álvarez a media distancia y un Mayweather esperando el contragolpe. Pero el que sorprendió con golpes rápidos fue el tapatío, que con un solo golpe bien dado, tuvo para andar hacia atrás a Mayweather. Ya pardos arriba del ring, fue notoria la mayor masa muscular de Saúl.

Para el segundo round, Floyd Mayweather Jr finalmente conectó sus primeros golpes al contragolpe. Sólo hasta el final del segundo, Canelo se vio más suelto. La pelea se convirtió en fintas de golpes y mucho movimiento de cadera. Una pelea muy técnica de ambas partes.

En el cuarto asalto, Mayweather logró conectar su primer gran golpe que dejó mareado al tapatío que apenas logró reaccionar con un abrazo. Una muestra de deseperación, que le siguió una risa burlona de Money. Esa era un escenario que los Reynoso quería evitar y era la desesperación sobrte el ring, algo que denotó el mexicano en dicho episodio.

Ya para el sexto round, Canelo logra conectar en el rostro al oponente con su derecha, justo cuando se animó a ir a buscar a su adversario al terreno corto. El mexicano regresó al combate con feroces intercambios de golpes. Ahí sintió que podía sacar buenos dividendos arriesgando al tirar los jabs.

Pero al otro episodio se quedó parado en una esquina ante la desesperación de miles de mexicanos que se dieron cuenta del peligro que corría su pugilista. Todos los golpes de poder lanzados por Floyd fueron directos al rostro de Álvarez.

Floyd parecía por momento jugar con el estilo del Canelo. Lo aguantaba por arriba para castigarlo a placer al rostro. Saúl sacó algunos dividendos en los intercambios en terreno golpe pero ninguno daba muestra de mermar a su poderoso rival. El noveno round fue de respiro para ambos contendientes.

En el décimo asalto, Floyd soltó golpes a placer. Ya en una modalidad de resistir y cuidar la puntuación. Mayweather hasta se dio el lujo de aguantar ganchos al hígado con toda la furia y fuerza del nacional. Canelo tuvo un único momento de brillantez cuando sometió al Floyd contra las cuerdas. Confiado en su victoria, hasta se burló al mostrar preocupación por un golpe que recibió una cuerda.

El último asalto sólo fue un trámite para una melodía más boxística de Mayweather. La número 45 de la prodigiosa carrera de los uno de los mejores boxeadores de la historia, que ayer terminó con el invicto de la apuesta a futuro más importante del pugilismo nacional.

 Leave a Reply

(required)

(required)