Jun 262013
 

Trabajo2

Estar sometido a largas jornadas de trabajo, a un ambiente laboral altamente competitivo y a presión constante, pueden ocasionar el síndrome denominado “Burnout” o “del quemado”, el cual se refleja en agotamiento, depresión e incapacidad de realizar las tareas diarias.

Con cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la compañía de bolsa de trabajo por Internet, OCCMundial destacó que los mexicanos trabajan 500 horas más que el promedio de los países.

Además, un mexicano llega a laborar hasta dos mil 250 horas anuales, mientras que el promedio en el resto de los países de la OCDE es de mil 776 horas por año, en tanto que 29 por ciento de los empleados remunerados en el país declaró tener un horario laboral excesivo.

De igual forma, México es de los países que reporta menos vacaciones, pues según una encuesta de OCCMundial, 67 por ciento de los profesionistas nacionales trabaja más de ocho horas diarias y 46 por ciento de ellos cuenta con menos de seis días de descanso al año.

Con estos antecedentes, menciona la compañía, es “comprensible que cada vez más personas experimenten este padecimiento” muy común entre los profesionistas, y el cual se puede detectar a través de ciertos síntomas.

Entre ellos destaca sentirse exhausto física y mentalmente todo el tiempo, así como la pérdida de ciertas habilidades cognitivas como la concentración, enfrentar dificultades al momento de tomar decisiones importantes y tener olvidos recurrentes.

Otros síntomas son baja en la productividad, falta de motivación y comportamientos como irritabilidad, frustración, negatividad, cambios de humor, así como problemas físicos entre los que se encuentra insomnio y trastornos digestivos.

Algunas de las acciones que se pueden tomar si se sufre el síndrome Burnout es analizar si realmente la empresa es la que asfixia al trabajador o si lo hace él mismo al concentrar más esfuerzo del necesario en la oficina.

Asimismo, recuperar la inspiración al recordar por qué está en ese empleo; concentrarse en acciones para mejorar la salud, como caminar o evitar desvelarse, y retomar actividades apasionantes para relajarse, como leer o realizar algún deporte.

OCCMundial recomienda además hacer una pausa y reflexionar si los objetivos son los mismos que cuando se llegó a la empresa y si en realidad se necesita un cambio de ambiente, pues tal vez es momento de iniciar un proyecto “que realmente te haga sentir realizado profesionalmente”.

 Leave a Reply

(required)

(required)